????????????????????????????????????

Nohely Arteaga en su versión 2.0

Ángel Amado

@pantalladeoro

Regia. Así lució Nohely Arteaga en su interpretación de la madre del Libertador en el seriado colombiano Bolívar, Una Lucha Admirable de Caracol TV. Pero antes de brillar en la pantalla internacional con este papel, la actriz atravesó por situaciones inéditas en su vida: realizar un casting y ganarse el papel en una férrea competencia con otras colegas, pelear por un pago acorde a su trayectoria y trabajar en el país neogranadino. Al final salió triunfadora.

Todo valió la pena. “Cuando leí el primer capítulo me puse a llorar de la emoción por la cantidad de escenas, los matices del personaje y la importancia que tenía dentro de la historia. Los actores a veces somos muy inseguros”, contó.

Trabajó como mejor lo sabe hacer, con todas sus armas: su belleza natural, la experiencia que la respalda y los hábitos que la convirtieron en una figura respetable dentro del universo artístico venezolano. Dos meses y medio pasó en el set de grabación.

– ¿Qué diferencia hubo entre esta producción y lo que había hecho antes?

Tuve el privilegio de estar en el primer capítulo, todo fue minucioso, muy cuidado, porque esta fue la carta de presentación de la serie. Fueron muy atentos con el vestuario, secuencias, agradecieron que mi cara fuera natural, sin cejas tatuadas, eso me ayudó mucho.

– ¿Cómo asume la responsabilidad de ser embajadora del arte venezolano en otras latitudes?

– Es una gran responsabilidad porque lo primero que dicen es: esa es venezolana, para bien o para mal. Los actores venezolanos tenemos por norma desglosar los capítulos, con las escenas, páginas, decorados, secuencias, observación y todos esos detalles. Eso hace que te ganes el respeto de los compañeros. Uno quiere que las noticias que llegan nuestras al país, sean buenas. Trabajo con mucho respeto, dedicación y ética para dejar en alto el nombre de Venezuela.

– Alguna anécdota de impacto con los actores de Colombia…

– Hubo una escena en Las Muñecas de la Mafia en la que tuve que intervenir -pensé: ahora me botan y no me llaman más- para hablar con el director y Amparo (Grisales). Les dije vamos a ponernos de acuerdo ¿qué le van a quitar o poner al texto? Porque yo me lo aprendí todo, ustedes me dicen y yo me adapto. Amparo estuvo de acuerdo, era una escena muy fuerte donde ella me golpeaba, teníamos que hablarlo. Hay que marcar nuestro territorio (en el buen sentido) con ética, respeto y seguridad.

Nohely Arteaga viste la portada de la tercera edición de Más Genial Magazine

 

– En este devenir de la internacionalización ¿qué es lo más difícil para una actriz de su trayectoria?

– En Venezuela no tenemos el hábito de los casting, entonces toca voltear la tortilla y verlo como un ejercicio de actuación, cada casting es un reto, hay que adaptarse a la situación, ser creativos, pensar en el vestuario y la cámara. No fue fácil al principio, pero es lo que hay y uno debe adaptarse. Ahora también debemos actuar a través de la plataforma Zoom que se utiliza en este tiempo de pandemia para las obras de teatro y los casting.

Junto a Catherina Cardozo con quien desarrolla un proyecto de teatro vía Zoom

– ¿Seguirá tocando puertas para trabajar en Colombia y el exterior? ¿En qué otros lugares ha tocado puertas? ¿México por ejemplo? ¿Estados Unidos?

– Estuve de vacaciones en México y me recomendaron presentarme allí porque hay muchas producciones, muchos comerciales, pero hay que estar allá y es una decisión que hay que tomar; Miami es muy grato pero no hay el número de producciones que la gente cree y ahora con la pandemia todo ha disminuido. Estaba al pendiente de una serie que se iba a grabar en Argentina, pero todo se paralizó.

– ¿Qué opina de las cirugías plásticas?

– Yo estoy de acuerdo, no tengo nada en contra, lo que pasa es que nosotros como intérpretes debemos respetar nuestros cuerpos. Debe haber un equilibrio porque hoy me puede tocar hacer de una prostituta, mañana una monja, luego una ejecutiva, la idea es que puedas jugar con ello y que cada personaje se vea creíble.

– ¿Cómo hace para mantenerse joven y bella? ¿Cuál es el secreto?

– Trato de alimentarme bien, no me privo de nada, mantengo un equilibrio, hago ejercicios, el yoga o el pilates hacen que tengas una bonita expresión corporal, más allá de verte “buenota”. El cuerpo es un templo que no hay que agredirlo, hay que quererlo, a beneficio de cualquier personaje que venga en camino.

– Su abecé antes de dormir:  

– Utilizo mis vitaminas, aunque hay un día a la semana que no uso nada para que la piel respire, no soy agresiva, me pongo mi protector solar, trato de tomar mucha agua. Antes de irme a la cama leo un poco y me desconecto. Para ser actor, como ser humano, uno debe buscar un equilibrio interior.

– ¿Cómo se lleva con la edad?

– ¡Qué oportuno que me preguntes eso! A mis cincuenta y dele aparecieron nuevas oportunidades. Cuando trabajé para L’Oreal como imagen de dos productos, no tenía 20, tenía 43 o 45 años. Hay cabida para todo, tal vez quisiera tener la memoria de 25, pero ahora tengo la sabiduría de la paciencia, la ecuanimidad, de saber esperar las cosas, de no ser impulsiva, siempre habrá un personaje.

– Cada momento tiene su atractivo

– En este momento si me llaman de una serie prefiero salir en escenas importantes que marcan, que estar todo el tiempo. A mi edad opto por buenos personajes, buenos momentos. ¡Ojo! Claro que me gustaría protagonizar, claro que quisiera estar en todos los capítulos, pero no me quita el sueño, si aparece ¡bienvenido sea! y lo haré con todo el amor del mundo porque me gusta, lo disfruto. Las dos veces que estuve en Colombia, fuera de mi país, de mi zona de confort, me entregué aún más porque estaba centrada en el por qué y el para qué, interrogantes que me sirven para focalizarme.

– ¿Qué le falta por hacer en su carrera?

– Faltan muchas cosas. Quisiera que Venezuela volviera al menos al 60 por ciento de lo que teníamos y se reactivaran las producciones, no sé si la televisión, pero producciones independientes que apunten a tener presencia en todas esas plataformas internacionales como Amazon Prime, HBO, Netflix. Hay mucho talento en Venezuela.

– ¿De todos sus papeles cuál ha sido el más importante?

– Todos los personajes en su momento fueron importantes. Toda una Dama el primer proyecto de RCTV Internacional, los papeles que me brindó Leonardo Padrón en sus telenovelas, Las Dos Dianas de José Ignacio Cabrujas, Las Muñecas de la MafiaAlma Mía que fue mi primera protagonización. Tú me preguntas en este momento y te digo la madre de Bolívar, María de la Concepción Palacios y Blanco.

 

– ¿Qué le dejó el personaje en Bolívar?

– Con ese personaje recibí muchos detalles hermosos, por ejemplo, en el estreno en Miami (EE UU) unos niños se me acercaron al reconocerme como la madre de Bolívar y este es un target difícil de conquistar. Me encantó.

Y así se despidió Nohely Arteaga, dejando un matiz, un aroma y un sabor propios de los mejores vinos: una carrera llena de éxitos, un mercado internacional que le giña el ojo y un talante que le permite ajustarse al rigor de un mercado en un 2021 que demanda su versión 2.0.

Reinventándose

 Adaptándose a los tiempos de pandemia por Covid-19, Nohely Arteaga se asoció con la actriz Catherina Cardozo para estrenar el portal web www.teatrozoom.com y ofrecer así, entretenimiento y talleres de formación en las plataformas digitales.

Hasta ahora han presentado las obras Confesiones de mujeres en Cuarentena; Yo sí soy Arrecha y Amor de Cuarentena, y promocionan el Taller Intensivo sobre Smart Films ¿Cómo crear videos profesionales con Smartphones para redes sociales?

El objetivo es brindar alternativas en línea para disfrutar de la cultura, el arte y el entretenimiento desde la comodidad del hogar, a través de la computadora o el teléfono celular, y que el público pueda sentir la cercanía con sus artistas, sus obras y sus conocimientos.

Instagram: @nohelyarteaga

Disfruta  la tercera edición de nuestra revista digital ¡HAZ CLICK AQUÍ!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.